MONEY MONEY MONEY

Zanox SEX

COMIDA PARA ANIMALES

Los amores de Adán y Eva

​Hoy te he visto, Adán mío,
luchando con el trabajo
y casi me diste pena,
pero no fui a ayudarte.

Trabajar es un castigo
que no acepto ni trato.
Soy de las que sobreviven
robando alguna manzana.

Tú trabajas y trabajas
sin manifestar cansancio
en tu cara cincelada
por las más divinas manos.

Por favor, Adán querido,
abandona la azada
y ven conmigo a mirar
el más bello paisaje.

--------------


Amantes

​Dime que me quieres mucho,
dime que nada me quieres.
Yo te digo, amor mío,
que por ti estoy viviendo.

Beso el aire que respiras,
dejo enfriar mi cena,
te acerco una oración
a tus orejas de cera.

¿Has visto que en el museo
no se duermen nunca siestas?
He visto al señor Drácula
sonreír a Cenicienta.

¿Y tú, amor mío, qué haces
vestido de aguafiestas?
Deja de ser soldadito
y sumate a mis guerras.

------------------


Mis amantes pasajeros

​Serías el siguiente, pensé,
pero fuiste la continuación
de mis camas rotas de luna.

Serías el final, pensé,
pero fuiste el no acabar
del rollito que me enrolla.

Serías uno más, pensé,
pero fuiste el hombre ideal
para vivir pegada a tus canas.

Serías mi viudo, pensé,
pero caíste en el ataúd
y marchaste, amor, ¡y marchaste!

------------------


Mis amantes pasajeros

​Rosas
Infinitas rosas
La floristería entera
El campo rosa
Mi mundo era un mundo rosa
y yo era Barbie y soñaba
Venía Ken vestio de rosa
Un hombre rosa
Nos besábamos
Infinitos besos
Existía el amor, pensé,
¡y era cierto!

----------------



Amor mío



​Te he dicho que quería
un palacio y un príncipe.
Ahora quiero decirte
que también quiero un castillo.

Rodeada de murallas
seré una mujer distinta:
más segura cuando lloro,
más guapa cuando me rio
de todos los cocodrilos.

Voy a la guerra cantando 
y tú quedas en la misa
rezando por una esclava
que tomará la Bastilla.

No seré María Antonieta,
educada y tan sumisa
a las costumbres del moño
y el vestido con corpiño.

Amor mío



​Amor mío no me digas
que sueñas conmigo cerca
porque soy yo la que sueña
cuando te tengo despierto.

Mido a pulgadas tu cuerpo
y encuentro las miserias
de la cartera vacía
y la nevera con hielo.

No me digas, amor mío,
que hay mucho desempleo.
Las escusas son escusas,
la realidad es pena.

Yo me tiro a la piscina
con un flotador de niña
y no me importan las olas
ni tus gritos descosidos.

Necesito un trocito
del paraíso perdido.
Por eso nado en cloacas
hasta alcanzar la dicha.

Los amores de Adán y Eva

​Cantabas y te cantaban
ninfas de altas cabezas
con voces de adolescentes
un cumpleaños ardiente.

Vino la tarta llorando
cera en cuarenta velas
y soplaste el incendio
que apagaron los bomberos.

Yo rezaba, Adán mío,
al dios de los que no creen
mientras unas mañanitas
cantaba la bella durmiente.

Fue un feliz cumpleaños
infeliz en los recuerdos,
pero tú y yo sabemos
que una fiesta es una fiesta.

Mis amantes pasajeros

​Yo y tú y el infinito
en una cama de rosas
con los tulipanes quietos
y una camelia llorosa.

Te leo mis poesías
entre ninfas de colores.
¿Cómo riman los latidos
en los pechos de las flores!

Mi mano busca el silencio
poniendo un dedo en tu boca
cuando vienen los suspiros
de mamífero lechoso.

Las ninfas corren los prados,
recorro las coliflores,
un repollo se me abre
amarillo en el reposo.

Los amores de Adán y Eva

​Yo te quiero, Adán mío,
con dinero y pirata
para subir a tu barco
vestida de niña grande.

Te besaré sin chupete
como me gusta besarte
hasta que grites dormido
porque el sueño te atrapa.

Entonces iré a besar
tu retrato enmarcado
encima de la nevera
donde nadan las lagartas.

Eres mío, Adán mío.
En el rastro te he comprado
dejando un sueldo entero
por tu cuerpo color carne.

Caperucita

​Viene mi lobo feroz
con los dientes muy hambrientos
buscando la carne blanca
de un cochinillo grasiento.

Por mi cocina se asoma
desmayada una serpiente
y entra una lagartija
pidiendo un trozo de queso.

Salgo con una merienda
al camino que acerca
a mi lobo enamorado
y escucho sus carreras.

¡Ay qué miedo yo le tengo!

Me quito la caperuza
de Caperucita valiente.
No quiero ser heroina
cuando asome su cabeza.

¡Ay qué miedo yo me tengo!

Los amores de Adán y Eva

​Adán mío, tú no sabes
lo que es tierra desierta
porque se te multiplican
las sirenas en el puerto.

La de Dinamarca viene
vestida con azucenas
para dejarte sus besos
al borde de un sí quiero.

Se asoma otra sardina
saltando en tu puchero.
Viene la trucha más grande
dando zancadas valientes.
Llega la Osa Mayor
arrastrando a las estrellas.
Y yo te doy un portazo
porque no aguanto tus cuernos.

Mis amantes pasajeros



​Un amor de sí y no
es nuestro amor conyugal:
unas noches miel de luna,
otras noches luna miel.

Entre mieles están las dudas
de esta mujer algo infiel.
Lo siento, amor, lo siento,
pero una es como es.

¿No te gustan mis vaivenes?
¿No quieres noches de miel?
¿No adoras a tu Reina?
Mi vasallo dices ser.

Los amores de Adán y Eva


Los lidios te han convencido
para acumular metales
en el fondo de la cueva
donde crecen las guirnaldas.

Dejas el trueque contento
y al electrum te pasas
antes de pulir monedas
con los trozos mal cortados.

Yo prefería la cueva
sin capitalismos malos
en un pillo y me llevo
paleolítico tan sano.

Adán mío, ¿qué has hecho?
Dios te había hecho sabio
y caes como las peras
maduras en sus maldades.

--------------





Yo prefería la 

Los amores de Adán y Eva



​Dime si quieres un hijo
porque dos ya te he dado:
uno malo como yo,
otro santo y buen mártir.

Dime, Adán mío, pronto
si quieres multiplicarte
ahora que tengo ganas
de ver la cuna con llantos.

Dime que quieres tener
en tus brazos una copia
miniatura de mi magia.

Dime, Adán mío, pronto
si el deseo que te atrapa
ahora cuando te araño.

Los amores de Adán y Eva



​Te dedicas, Adán mío,
al trueque de diamantes
y las pérdidas espantan
a esta Eva enamorada.

No voy a dejar que lleven
diamantes por patatas
aunque comamos la hierba
como vacas de establo.

Yo te ofrezco mis manos
para lucir tus brillantes
sin permitir una duda
en tu cabeza cobarde.

Adán mío, no defraudes
a tu Eva enamorada
y apuesta por la yegua
que gana carreras largas.

Mis amantes pasajeros

​Tu amor ha sido infinito
cuando importaba el amor.
Ahora tienen precio las horas
por culpa de un salario estafador.

La inmensidad del campo
quedó en una toalla
a la sombra de turistas
alemanes y británicos.

No me dices que me amas
ni yo digo nunca tanto
en las noches de pasión
reducidas al atrápame.

------------------



Mis amantes pasajeros



​Fui tu mala tentación
y aún pueblo tus sueños
cuando desnudo mi cuerpo
de top model de acera.

No sabes por qué persigues
mi facebook con tus dedos,
pero sigues en mi muro
un resumen de modelo.

Sé que volverás a mí
y subo otra intantánea
que encenderá tus celos
de amante encaprichado.

Yo soy Eva



​Me imaginas tan distinta,
una muñeca de noches
y tal vez soy la muñeca
cuando sueño y te conozco.

No sigas soñando tanto
porque el error es tuyo.
Mía es la gran certeza
de la sabia jugadora.

Caperucita Roja

Yo soy tu Caperucita,
tú eres mi lobo malo
que quiere morderme siempre
por debajo de la falda.

Llevo a tu cueva fresas
Traigo de tu cueva hambre
Te dejo fría la cena
Me calientas unos flanes

La abuelita va a la misa
para contar mis pecados
y sales de la sotana
del sacerdote cantando.

-------------------




Amantes pasajeros


Sol y playa, playa y sol,

un hotel con sauna y olas,

el gigolo bien pagado,

una cama donde queda

el recuerdo en los olores.


Se acaban cuatro horas

y le pido aún más tiempo

para saciarme de músculos

de gimnasio entre mis piernas.


Bien pagado, yo le digo,

y me siento una hembra.

Él nada dice y besa

mis lunares y mi frente.


--------------------

http://diariodeunamissculta.blogspot.com/ 




Los amores de Dulcinea




1


Viene mi Quijote andante

cabalgando a Rocinante

y mi dulce sueño huye

al oír hierros retando

un destino en mi cama.


¡Su espada es tan fría!

¡Si cuerpo es tan delgado!

El escudo me parece 

una lata muy barata.


Masajeo sus bracitos

y grita un escarabajo

que encontraba cobijo

en su barba de pirata.


Me pregunto si lo quiero

o quiero a Sancho Panza.

No sé por quién decirme

y acaricio a mi Quijano.



2


Mi Quijote duerme y ronca

con la vejez en la cara

haciendo surcos muy dignos

de un campo de patatas.


Le pongo mi hidratante

en las palmas de las manos,

masajeo su cansancio,

acaricio sus lunares.


Mis labios buscan su boca

y me ataca su barba.

Un erizo no tendría

los picos tan afilados.


---------------

http://evarecomienda.blogspot.com/ 



Las lunas que te desean

Yo quería ser la otra

Tú querías ser mi dueño

Sumamos los intereses

y somos los dos banqueros.


Por la noche subo estrellas

al cielo de los deseos

mientras te quitan el sueño

las lunas que te desean.


Amanece la mañana

con un café y tus celos

porque aún no has clavado

tu anillo en mi dedo.


---------------

http://verbasceibes.blogspot.com/ 



Los amores de Adán y Eva



¿Dónde andas, Adán mío?

¿A dónde tus pies te llevan?

¿Ya huyes de mis montañas?

¿Vas buscando una Venus?


En el Paraíso dicen

que besas a la serpiente

para beber el pecado

con el veneno que echa

por su boca roja fuego.


¿Estás subido al árbol?

¿Las alturas aún te tientan?

¿Llevaste un paracaídas?

Dime si vienes o quedas

acariciando el cuerpo 

de esa reptil tan siniestra.


----------------

http://poesiassolidarias.blogspot.com/